RSS

Río Chiquito

En un alarde de innovación (o pereza), estreno mi primera video entrada. Y lo hago así ¡a lo loco! sin guión, sin edición y en una toma. El resultado es el que es pero los medios tampoco daban mucho más de si, al final me doy con un canto en los dientes de que tras muchos problemas se haya conseguido subir el vídeo.
Pese a la calidad, espero que cumpla el objetivo y os podáis hacer una idea de cómo es Río Chiquito, la finca en la que vivimos los voluntarios, de una manera más completa que con una descripción en una entrada tradicional.

 
1 comentario

Publicado por en septiembre 30, 2016 en Uncategorized

 

Del MIT a Guanarito pasando por Ghana y Mumbai

Retomo la actividad de este espacio tras un pequeño parón, las vacaciones unido a la falta de internet han sido los responsables de esta inactividad.

La situación global sigue la misma tónica de todo el año, mismos problemas (escasez, hiperinflación, corrupción, especulación…) con un progresivo deterioro y la gente tratando de adaptarse como buenamente puede.

En lo personal, encaro mis dos últimos meses de este maravilloso año, con el objetivo de realizar un periodo de transición en el que los compañeros puedan asumir el mayor número de tareas posibles de las que he ido realizando durante este año, y tras haber realizado un viaje de tres semanas en las que he podido descubrir otras partes del país y que prometo contaros.

Entre tanto os dejo la entrada con la que colaboré con iNNoVaNDiS antes de irme de vacaciones, en la que analizaba el comportamiento emprendedor de la gente pobre y su reflejo con la situación actual de Venezuela: “Del MIT a Guanarito pasando por Ghana y Mumbai”

 
2 comentarios

Publicado por en septiembre 12, 2016 en Uncategorized

 

¿Que hace un voluntario en Guanarito?

Guanarito es una pequeña ciudad del llano venezolano situada en el estado de Portuguesa, a poco más de una hora de Guanare, capital del estado (mapa). Y es uno de los lugares donde tiene un IUJO (Instituto Universitario Jesús Obrero) la organización Fe y Alegría.

Fe y Alegría es un Movimiento de Educación Popular y Promoción Social que fue fundado en 1.955 por el Padre Vélaz, un jesuita chileno de padres españoles que a los 10 años regresó y estudió en Tudela y la Universidad de Zaragoza, visitó varios países europeos, quiso ir a China y acabó en Venezuela donde empezó a fundar una red de pequeñas escuelas campesinas. Hoy en día Fe y Alegría tiene presencia en 21 países de América Latina, África y Europa donde atiende aproximadamente a 1.500.000 de niños, jóvenes y adultos y es una organización muy reconocida por la sociedad venezolana.FyA

Dentro de su proyecto educativo, Fe y Alegría cuenta dentro de Venezuela con 170 escuelas, 25 emisoras de radio conectadas en red donde jóvenes y adultos mayores de 15 años pueden obtener un título de Técnico Medio, 91 Centros de Capacitación Laboral y 5 Institutos Universitarios (IUJO). Es en uno de estos centros donde estoy llevando a cabo mi voluntariado.

iujo.

La economía del llano en general y de Guanarito en particular está centrada en la agricultura y la ganadería, por lo que a diferencia de otros IUJOs como los de Caracas o Barquisimeto, las carreras que se ofrecen (Producción Agropecuaria y Tecnología Forestal) están relacionadas con estos campos, orientadas a la capacitación de los estudiantes en la explotación de fincas y huertas. Campos que pese a la gran relevancia que tienen hoy en día, dada la profunda crisis productiva en la que se encuentra el país, siguen teniendo una escasa demanda.

Mis tareas iniciales consistían en llevar el mantenimiento de los ordenadores y resolver los problemas que el personal del centro tenga con éstos, organizar la red de internet del centro y dar clases de informática a los alumnos de primero. Pero si hay algo especialmente positivo en la experiencia, es la gran valoración y confianza que se otorga a los voluntarios, lo que te permite desarrollar y llevar a cabo todo tipo de iniciativas que propongas.

En el área de redes y mantenimiento, los principales problemas vienen derivados del clima del llano. La humedad, el calor y los químicos del campo provocan un ambiente muy corrosivo y hace que sea necesario abrir periódicamente tano los ordenadores para limpiar las memorias, como los routers.

En cuanto a internet, los objetivos consistían en habilitar una zona abierta, establecer una red con seguridad mediante direcciones MAC para evitar las conexiones a esa red a través de filtraciones que se estaban dando y volver a habilitar una red en una sala donde estaba fallando el router. Por otro lado, las consultas del personal suelen ser bastante simples, las típicas ¿has probado a conectar el cable? ¿está encendida la impresora? reinicia el ordenado etc.

La clase es básicamente Word, Excel y PowerPoint. Hay que recalcar que algunos alumnos no tienen ordenadores en casa, algunos apenas luz, y no han utilizado nunca un ordenador. Además la base matemática que tienen es muy justa, por lo que tras unos primeros exámenes muy flojos, hubo que reajustar las expectativas y marcar unos objetivos menos ambiciosos, tratando de aplicar siempre los contenidos a la gestión de ganados o parcelas agrícolas, para mostrar las potencialidades de estas herramientas en sus áreas de trabajo.

2016-06-02 15.27.29

Aquí también se marcan las diferencias con Europa, algunos alumnos tienen una hora y media de trayecto una vez que logran que alguien los recoja, puesto que la única forma de transporte que tienen es hacer autoestop y otros trabajan los fines de semana desde las cuatro de la mañana en el campo, para lograr algo de dinero que les ayude en su día a día. Por su parte el centro dispone de un transporte en el que recoge a los alumnos de áreas más cercanas y ofrece becas de comedor a cambio de que los alumnos cumplan ciertas horas de servicios comunitarios que complementen su formación.

autobus

Como he comentado, una de los principales puntos fuertes es la confianza y reconocimiento con el que cuenta el voluntario para llevar a cabo cualquier propuesta, pero esto también tiene la otra cara, y es que es necesario que el voluntario sea una persona proactiva, ya que de lo contrario puede pasar mucho tiempo sin nada que hacer, puesto que el ritmo de trabajo es completamente diferente.

Bajo esta perspectiva una de las primeras tareas que impulsamos fue un cine crítico, con la intención de tratar diversos valores y dar a conocer distintas realidades del mundo debido a que los alumnos con frecuencia nos preguntaban por distintos acontecimientos, como las guerras mundiales o la actual situación de Europa.

Avatar para tratar la ecología y el respeto ambiental y cultural, El niño del pijama de rayas para acercarnos al holocausto, Fred Kofman con la conciencia y responsabilidad o la situación de los refugiados Sirios con el Salvados #SinNoticiasDeEuropa han sido algunos de los documentos tratados. En la recámara están Nacido en Gaza y Salvados El machismo mata.

2016-04-01 09.05.01

Otro de los pilares de Fe y Alegría es “ayudar a los sectores más vulnerables” por lo que enseguida nos pusimos a reflexionar en como poder “abrirnos a la comunidad” y conseguir que el barrio se beneficiara del IUJO. Para ello mi compañero organizó dos días de tareas dirigidas (similar a nuestras extraescolares) para ayudar a los niños de las escuelas a realizar sus deberes y reforzar las materias que necesiten. Complementariamente a ello decidimos aprovechar esos días para organizar entrenamientos de baloncesto y juegos de actividad física. También intentamos impulsar jornadas de cine comercial en Guanarito a modo de entretenimiento con Marte y Misión Imposible 5 pero no tuvo éxito.

2015-11-25 16.36.00

Además de cubrir necesidades concretas, una de las principales metas es lograr un empoderamiento local, que les permita actuar de la manera más autónoma posible una vez que vuelvas. Para ello y tras pasar una encuesta, durante el segundo semestre estoy impartiendo un curso de Excel “avanzado” (al menos más avanzado que el de la asignatura) combinado con alguna herramienta web como Dropbox. Las copias de seguridad son críticas aquí, ya que los cortes de luz dañan los equipos y es frecuente la pérdida de información.

En esta línea también les enseñamos a los alumnos herramientas para practicar idiomas como Duolingo o de trabajo cooperativo como google docs, aunque tuvieron más éxito al principio y con el tiempo han ido utilizándolas menos.

Por último hemos emprendido un proyecto para ayudar a la organización y gestión de proyectos. Uno de los principales problemas que atraviesa Venezuela con esta crisis es el marcado decremento de las matriculaciones, algo que aquí nos está afectando de una manera más marcada todavía. Para ello elaboramos un pequeño análisis del centro (como curiosidad aquí el DAFO es FODA) y les ayudamos a formar equipos, formular objetivos y planificar las actividades, ya que aunque muchos proponen actividades, nadie tiene la iniciativa de llevarlas a cabo y salvo que tengan unas tareas muy concretas y marcadas se sienten bastante incómodos a la hora de trabajar y se termina por no hacer nada.

dafo2                   Impacto

También para ayudar a esta comunicación elaboré un video del centro para que pudiera ser promovido mediante whatsapp y youtube, canales más cercanos a los alumnos potenciales que los tradicionales radio y televisión.

Y por supuesto si algún día toca coquear maíz, desplumar gallinas, abrir un pozo o llenar las plantas generadoras ahí estamos como uno más arrimando el hombro.

Como veis actividades muy diversas y variadas, que hacen que el día a día resulte bastante entretenido y poco monótono. Entre los puntos positivos, la autonomía, la flexibilidad, la capacidad de decisión y la satisfacción de poder ver la utilidad del trabajo que aportas.

Entre los negativos, la escasez de recursos, siempre hay que tener un plan B y C y con frecuencia acaba cumpliéndose un D, la falta de involucración en determinados proyectos o el lento ritmo de trabajo.

Por ello son importantes cualidades como la flexibilidad, la capacidad de adaptación, la paciencia o la tolerancia a la frustración. Es frecuente que el voluntario llegue muy motivado con ganas de comerse el mundo y cambiar todo y hay que ser consciente de las limitaciones existentes, tanto a nivel de recursos como a nivel cultural, y saber que probablemente ni una vida entera sería suficiente para revertir la situación por lo que hay que tener paciencia y centrarse en esas “pequeñas batallas” que merecen la pena: ese alumno que reflexionó y empezó a tratar mejor a su mujer, aquellla alumna que se motivó y decidió estudiar inglés, ese niño que consiguió ponerse al día en la escuela y no la abandonó o esas cinco matriculaciones extra que se consiguieron y reactivaron el centro. De lo contrario se corre el peligro de caer en una frustración constante que te impida alcanzar esas “pequeñas y valiosas victorias”.

 
2 comentarios

Publicado por en junio 2, 2016 en Uncategorized

 

¡¡¿¿¿Cómo puede ser pobre América Latina???!!

Escuché hace unos días que cuando Colón llegó a Venezuela exclamó que había llegado a “un lugar riquísimo”… ¡y eso que no sabía que debajo había petróleo! (yo reformularía “pero tenía petróleo…”). Al hablar de Venezuela y América Latina, es frecuente escuchar como lo hacemos refiriéndonos a un lugar próspero y riquísimo, y nos preguntamos con una dosis de incredulidad cómo puede ser un lugar subdesarrollado, como si la causa exclusiva fuera una especie de ineptitud local, con la cual no tenemos, ni hemos tenido nada que ver.

Las venas abiertas de América Latina es una de las obras referentes a la hora de analizar el subdesarrollo del continente, en ella Eduardo Galeano desde una perspectiva proteccionista apela a la intervención extranjera, al acaparamiento de los recursos por una pequeña oligarquía y la necesidad de contar con mano de obra barata para explotar estos recursos como las causas que han provocado este subdesarrollo histórico.

Con frecuencia vemos la riqueza de materias primas, como una fortuna y bendición, obviando que éstas a lo largo de los siglos sólo han provocado la atracción de las potencias de turno, que como carroñeras se han abalanzado sobre el continente, ávidas de la necesidad de poseer esas materias, tan necesarias para el mantenimiento de su nivel de consumo y el desarrollo de sus economías, condicionando de esta manera el desarrollo del continente.

Plata, oro, zinc, café, cacao, azúcar, algodón o petróleo, todas cruzaban el charco para nutrir las economías de España y Portugal primero, Francia e Inglaterra después, y EEUU finalmente, sin importar que para este fin hubiera que poner y deponer gobiernos al antojo y servicio de estos países, ni esclavizar a la población local para la explotación de los mismos. Esclavización que impidió el desarrollo de un consumo interno que pudiera tirar de una posible industria manufacturera local.

Esta abundancia de materias primas también provocó la aparición de una oligarquía, que a diferencia de la burguesía creativa europea, basó su riqueza en la acaparación y comercialización de estos recursos sin ningún interés ni necesidad de crear una industrial local potente, mirando siempre hacia afuera y nunca hacia adentro, lo que ha hecho que América Latina haya sido el territorio más desigual del mundo y se hayan construido economías débiles totalmente expuestas al valor de sus materias en los mercados internacionales.

Podríamos decir que esto es cosa del pasado y que ya está superado, pero aunque la autonomía y emancipación de Latinoamérica es cada vez mayor, todavía hay vestigios de ese intervencionismo y si analizamos los últimos años observamos que en lo que llevamos de siglo XXI se han llevado a cabo varios intentos de golpe de Estado contra gobiernos contrarios a las medidas liberales preconizadas por EEUU y Europa como el de 2002 en Venezuela contra Hugo Chávez, el de 2009 en Honduras contra Manuel Zelaya o el de 2010 en Ecuador contra Rafael Correa o el llevado a cabo en 2012 en Paraguay contra el presidente Fernando Lugo.

Os dejo el siguiente fragmento del capítulo  en el que Galeano contrapone las diferencias entre la colonización de EEUU y el resto del continente como elemento clave para su posterior desarrollo.

 

LAS TRECE COLONIAS DEL NORTE Y LA IMPORTANCIA DE NO NACER IMPORTANTE

“La apropiación privada de la tierra siempre se anticipó, en América Latina, a su cultivo útil. Los rasgos más retrógrados del sistema  de tenencia actualmente vigente no provienen de las crisis, sino que han nacido durante los períodos de mayor prosperidad; a la inversa, los períodos de depresión económica han apaciguado la voracidad de los latifundistas por la conquista de nuevas extensiones. En Brasil, por ejemplo, la decadencia del azúcar y la virtual desaparición del oro y los diamantes hicieron posible, entre 1820 y 1850, una legislación que aseguraba la propiedad de la tierra a quien la ocupara y la hiciera producir. En 1850 el ascenso del café como nuevo “producto rey” determinó la sanción de la Ley de Tierras, cocinada según el paladar de los políticos y los militares del régimen oligárquico, para negar la propiedad de la tierra a quienes la trabajaban, a medida que se iban abriendo, hacia el sur y hacia el oeste, los gigantescos espacios interiores del país.

Esta ley “fue reforzada y ratificada desde entonces por una copiosísima legislación que establecía la compra como única forma de acceso a la tierra y creaba un sistema notarial de registro que haría casi impracticable que un labrador pudiera legalizar su posesión.

La legislación norteamericana de la misma época se propuso el objetivo opuesto, para promover la colonización interna de los Estados Unidos. Crujían las carretas de los pioneros que iban extendiendo la frontera, a costa de las matanzas de los indígenas, hacia las tierras vírgenes del oeste: la Ley Linconln de 1862, el Homestad Act, aseguraba a cada familia la propiedad de lotes de 65 hectáreas. Cada beneficiario se comprometía a cultivar su parcela por un período no menor de cinco años. El dominio público se colonizó con rapidez asombrosa; la población aumentaba y se propagaba como una enorme mancha de aceite sorbe el mapa. La tierra accesible, fértil y casi gratuita, atraía a los campesinos europeos con un imán irresistible: cruzaban el océano y también los Apalaches rumbo a las praderas abiertas.

Fueron granjeros libres, así, quienes ocuparon los nuevos territorios del centro y del oeste. Mientras el país crecía en superficie y en población, se creaban  fuentes de trabajo agrícola y al mismo tiempo se generaba un mercado interno con gran poder adquisitivo, la enorme masa de los granjeros propietarios, para sustentar la pujanza del desarrollo industrial.

En cambio, los trabajadores rurales, que desde hace más de un siglo, han movilizado con ímpetu la frontera interior de Brasil, no han sido ni son familias de campesinos libres en busca de un trozo de tierra propia, como observa Ribeiro, sino braceros contratados para servir a los latifundistas que previamente han tomado posesión de los grandes espacios vacíos. Los desiertos interiores nunca fueron accesibles, como no fuera de esta manera, a la población rural. En provecho ajeno, los obreros han ido abriendo el país, a golpes de machete, a través de la selva. La colonización resulta una simple extensión del área latifundista. Entre 1950 y 1960, 65 latifundios brasileños absorbieron la cuarta parte de las nuevas tierras incorporadas a la agricultura.

Estos dos opuestos sistemas de colonización interior muestran una de las diferencias más importantes entre los modelos de desarrollo de los Estados Unidos y de América Latina. ¿Por qué el norte es rico y el sur pobre? El río Bravo señala mucho más que una frontera geográfica. El hondo desequilibrio de nuestros días, que parece confirmar la profecía de Hegel sobre la inevitable guerra entre una y otra América, ¿nació de la expansión imperialista de los Estados Unidos o tiene raíces más antiguas? En realidad, al norte y al sur se habían generado, ya en la matriz colonial, sociedades muy poco parecidas y al servicio de fines que no eran los mismos. Los peregrinos del Mayflower no atravesaron el mar para conquistar tesoros legendarios ni para explotar la mano de obra indígena escasa en el norte, sino para establecerse con sus familias y reproducir, en el Nuevo Mundo, el sistema de vida y de trabajo que practicaban en Europa. No eran soldados de fortuna, sino pioneros; no venían a conquistar, sino a colonizar: fundaron “colonias de poblamiento”. Es cierto que el proceso posterior desarrolló, al sur de la bahía de Delaware, una economía de plantaciones esclavistas semejante a la que surgió en América Latina, pero con la diferencia de que en Estados Unidos el centro de gravedad estuvo desde el principio radicado en las granjas y los talleres de Nueva Inglaterra, núcleo original de la civilización norteamericana, no actuaron nunca como agentes coloniales de la acumulación capitalista europea; desde el principio, vivieron al servicio de su propio desarrollo y del desarrollo de su tierra nueva.

Las trece colonias del norte sirvieron de desembocadura al ejército de campesinos y artesanos europeos que el desarrollo metropolitano iba lanzando fuera del mercado de trabajo. Trabajadores libres formaron la base de aquella nueva sociedad de este lado del mar.

España y Portugal contaron, en cambio, con una gran abundancia de mano de obra servil en América Latina. A la esclavitud de los indígenas sucedió el trasplante en masa de los esclavos africanos. A lo largo de los siglos, hubo siempre una legión enorme de campesinos desocupados disponibles para ser trasladados a los centros de producción: las zonas florecientes coexistieron siempre con las decadentes, al ritmo de los auges y las caídas de las exportaciones de metales preciosos o azúcar, y las zonas de decadencia surtían de mano de obra a las zonas florecientes. Esta estructura persiste hasta nuestros días. Y también en la actualidad implica un bajo nivel de salarios, por la presión que los desocupados ejercen sobre el mercado de trabajo, y frustra el crecimiento del mercado interno de consumo. Pero además, a diferencia de los puritanos del norte, las clases dominantes de la sociedad colonial latinoamericana no se orientaron jamás al desarrollo económico interno.

Sus beneficios provenían de fuera; estaban más vinculados al mercado extranjero que a la propia comarca. Terratenientes y mineros y mercaderes habían nacido para cumplir esa función: abastecer a Europa de oro, plata y alimentos. Los caminos trasladaban la carga en un solo sentido: hacia el puerto y los mercados de ultramar. Ésta es también la clave que explica la expansión de los Estados Unidos como unidad nacional y la fracturación de América Latina: nuestros centros de producción no estaban conectados entre sí, sino que formaban u abanico con el vértice muy lejos.

Las trece colonias del norte tuvieron, bien pudiera decirse, la dicha de la desgracia. Su experiencia histórica mostró la tremenda importancia de no nacer importante. Porque al norte de América no había oro ni había plata, ni civilizaciones indígenas con densas concentraciones de población ya organizada para el trabajo, ni suelos tropicales de fertilidad fabulosa en la franja costera que los peregrinos ingleses colonizaron. La naturaleza se había mostrado avara, y también la historia: faltaban los metales y la mano de obra esclava para arrancar los metales del vientre de la tierra. Fue una suerte. Por lo demás, desde Maryland hasta Nueva Escocia, pasando por Nueva Inglaterra, las colonias del norte producían, en virtud del clima y por las características de los suelos, exactamente lo mismo que la agricultura británica, es decir, que no ofrecían a la metrópoli, como advierte Bagú, una producción complementaria.

Muy distinta era la situación de las Antillas y de las colonias ibéricas de tierra firme. De las tierras tropicales brotaban el azúcar, el tabaco, el algodón, el añil, la trementina; una pequeña isla del Caribe resultaba más importante para Inglaterra, desde el punto de vista económico, que las trece colonias matrices de los Estados Unidos.

Estas circunstancias explican el ascenso y la consolidación de los Estados Unidos, como un sistema económicamente autónomo, que no drenaba hacia fuera la riqueza generada en su seno. Eran muy flojos los lazos que ataban la colonia a la metrópoli; en Barbados o Jamaica, en cambio, sólo se reinvertían los capitales indispensables para reponer los esclavos a medida que se iban gastando. No fueron factores raciales, como se ve, los que decidieron el desarrollo de unos y el subdesarrollo de otros: las islas británicas de las Antillas no tenían nada de españolas ni portuguesas. La verdad es que la insignificancia económica de las trece colonias permitió la temprana diversificación de sus exportaciones y alumbró el impetuoso desarrollo de las manufacturas. La industrialización norteamericana contó, desde antes de la independencia, con estímulos y protecciones oficiales. Inglaterra se mostraba tolerante, al mismo tiempo que prohibía estrictamente que sus islas antillanas fabricaran siquiera un alfiler.”

 

Eduardo Galeano, Las venas abiertas de América Latina. 

las_venas_abiertas_de_america_latina

 

 

 
3 comentarios

Publicado por en mayo 17, 2016 en Uncategorized

 

Le petit prince

Hoy cumple 73 años “El Principito”, un libro que sin duda es algo más que un libro para mí. La primera vez que llegó a mis manos este libro fue con una edición especial que me regalaron por mi comunión. Años después mi padre empezaría a coleccionarlo en distintos idiomas. Colección ésta, a la que no tardaría en sumarme, y desde entonces de cada viaje vuelvo con un equipaje extra en la mochila y también son varios los amigos que han contribuido a ir ampliando la colección.

Muchos libros han pasado ya por mis manos, desde algunos en idiomas tan cercanos como el euskera, catalán, gallego o fabla aragonesa hasta otros tan lejanos como nepalí, tailandés, hindi, hebreo, árabe, chino o malayam (idioma de Kerala).

Pero más allá de los libros, su especialidad radica en los recuerdos y aventuras que se esconden detrás de ellos. Cada uno es como una ventana al pasado en la que, entre otras historias, vuelvo a revivir aquellas tres semanas de convivencia en aquel campo de refugiados de Askar, compartiendo risas y tensión con esos niños palestinos y esos maravillosos compañeros. Vuelvo a ver aquel joven israelí que espera en la reserva rezando porque Obama no envíe tropas a Siria y su gobierno se sume a la ofensiva. Recuerdo aquel beduino que me acogió en su casa para pasar la noche en Wadi Rum, a aquel americano con el que compartí noche de espera en ese fantasmal aeropuerto de Bucarest tratando de recuperar su portátil y también a esos “gudaris” con los que, a parte de compartir pupitre, recorrimos más de 4.000 km durante seis meses en nuestra querida India.
Tras leerlo en formato digital, en papel y audiolibro, actualmente voy por mi cuarta relectura, esta vez en francés. Muchas son las frases que han transcendido al tiempo de este pequeño y risueño Principito, procedente del Asteroide B612 y que nunca olvidaba una pregunta una vez formulada como por ejemplo:

“Fue el tiempo que pasaste con tu rosa, lo que la hizo tan importante”

“Lo esencial es invisible a los ojos”

-“¿Y de qué te sirve poseer las estrellas?
-Me sirve para ser rico.
-¿Y de qué te sirve ser rico?
-Me sirve para comprar más estrellas”

“Me pregunto si las estrellas se iluminan para que algún día cada uno pueda encontrar la suya”

“Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existen ningún comerciante de amigos, los hombres, los hombres ya no tienen amigos”

“Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!”

“No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo”.

“Es una locura odiar a todas las rosas porque una te lastimó. Renunciar a todos tus sueños porque uno no se realizó”

Pero particularmente me quedo con el capítulo IV que hace algo más de dos años recogío mi amigo Alejo Vázquez en su blog http://sincavernanohaymito.blogspot.com/2013/10/el-principito.html

¿Con cuál os quedáis vosotros?

DSC_0403 DSC_0586 IMG-20150320-WA0003 IMG-20150628-WA0000 2015-11-17 19.39.56 DSC_0042 DSC_0272 DSC_0310
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 6, 2016 en Uncategorized

 

Reaprendiendo español

El español es la lengua materna de aproximadamente 470 millones de personas y es lengua oficial en 20 países más Puerto Rico y el Sáhara Occidental. Pese a ello, existen muchas diferencias en la utilización de éste en los diferentes países, hasta el punto de que existen 22 Academias de la Lengua Españolas distintas, entre las que se encuentra la Venezolana y hay varios venezolanismos incorporados al diccionario, entre ellos estos 10 últimos. Por ello aunque a priori puediera parecer que viajas a una realidad con una cultura “parecida” y un mismo idioma, la realidad dista bastante y te da la oportunidad de enriquecer tu vocabulario. A continuación listo unas cuantas palabras de uso bastante frecuente y os dejo un ejemplo de como podría quedar una conversación.

“El sábado como teníamos tiempo fuimos a comprar. Abrimos la gaveta nos pusimos una franela tomamos un cambur, botamos la basura y ya estábamos listos. Como no tenemos carro ni manejamos, agarramos las ciclas a las que les habíamos cambiado los cauchos y estaban como nuevas.

Llegamos al mercado tras pasar por la alcabala y como la baina está arrecha, sólo podemos comprar en el bachaqueo que cuesta mucha plata por lo que únicamente compramos guayabas, lechosas y caraotas. Tras esto nos llamaron unos panas que nos querían brindar y mientras daban tizana a los chamos, los mayores estuvimos jodiendo y tomando hasta que estuvimos rascados y nos fuimos a rumbear. Al final nadie cogió y nos levantamos todo enratonados, así que cocinamos una arepa, una cachapa, hicimos unas cotufas y pasamos el domingo viendo una película.”

 

 

Gaveta=cajón                                           Agarrar=Coger                             Alcabala=Punto control de policia

Pana=Amigo                                            Tomar=Beber                              Cotufas=Palomitas

Rascao=Borracho                                     Brindar=Invitar                             Vaina=Cosa

Carro=Coche                                            Chamos=Niño                             Caucho=Ruedas

Manejar=Conducir                                     Caraotas=Alubias                        Guayaba=Tipo fruta

Enratonado=Resacoso                              Tizana=Postre típico                    Bomba=Gasolinera

Ciclas=Bicicletas                                      Cambur=Plátano

Botar=Tirar                                               Lechosa=Tipo de fruta

Franela=Camiseta                                    Bachaquear=Revender los productos

Coger=Follar                                            Arrecho=Duro,desagradable,enfadarse

 

* Diccionario de venezolanismos.

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 22, 2016 en Uncategorized

 

¿Podemos ser como ellos?

“Los sueños y las pesadillas están hechos de los mismos materiales, pero esta pesadilla dice ser nuestro único sueño permitido: un modelo de desarrollo que desprecia la vida y adora las cosas.

¿Podemos ser como ellos?

Promesa de los políticos, razón de los tecnócratas, fantasía de los desamperados*: el Tercer Mundo se convertirá en Primer Mundo, y será rico y culto y feliz, si se porta bien y si hacelo que mandan será rico y culto y feliz, si se porta bien y si hace lo que le mandan sin chistar ni poner peros. Un destino de prosperidad recompensará la buena conducta de los muertos de hambre, en el capítulo final de la telenovela de la Historia. Podemos ser como ellos, anuncia el gigantesco letrero luminoso encendido en el camino del desarrollo de los subdesarrollados y la modernización de los atrasados. Pero lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible, como bien decía Pedro el Gallo, torero: si los países pobres ascendieran al nivel de producción y derroche de los países ricos, el planeta moriría. Ya está nuestro desdichado planeta en estado de coma, gravemente intoxicado por la civilización industrial y exprimido hasta la penúltima gota por la sociedad de consumo.

En los últimos veinte años, mientras se triplicaba la humanidad, la erosión asesinó el equivalente de toda la superficie cultivable de los Estados Unidos. El mundo, convertido en mercado y mercancía, está perdiendo quince millones de hectáreas de bosque cada año. De ellas, seis millones se convierten en desiertos. La naturaleza, humillada, ha sido puesta al servicio de la acumulación de capital. Se envenena la tierra, el agua y el aire para que el dinero genere más dinero sin que caiga la tasa de ganancia. Eficiente es quién gana más en menos tiempo.

La lluvia ácida de los gases industriales asesina los bosques y los lagos de Norte del mundo, mientras los desechos tóxicos envenenan los ríos y los mares, y al Sur la agroindustria de exportación avanza arrasando árboles y gente. Al Norte y al Sur, al Este y al Oeste, el hombre serrucha, con delirante entusiasmo, la rama donde está sentado.

Del bosque al desierto: modernización, devastación. En la hoguera incesante de la Amazonia arde media Bélgica por años, quemada por la civilización de la codicia, y en toda América Latina la tierra se está pelando y secando. En América Latina mueren 22 hectáreas de bosque por minuto, en su mayoría sacrificada por las empresas que producen carne o madera, en gran escala, para el consumo ajeno. Las vacas de Costa Rica se convierten, en los Estados Unidos, en hamburguesas McDonald´s. Hace medio siglo, los árboles cubrían las tres cuartas partes del territorio de Costa Rica: ya son muy pocos los árboles que quedan, y al ritmo actual de deforestación, este pequeño país será tierra calva al fin del siglo. Costa Rica exporta carne a los Estados Unidos, y de los Estados Unidos importa plaguicidas que los Estados Unidos prohíben aplicar sobre su propio suelo.

Unos pocos países dilapidan los recursos de todos. Crimen y delirio de la sociedad del despilfarro: el 6 por ciento más rico de la humanidad devora un tercio de toda la energía y un tercio de todos los recursos naturales que se consumen en el mundo. Según revelan los promedios estadísticos, un solo norteamericano consume tanto como 50 haitianos. Claro que el promedio no define a un vecino del barrio de Harlem, ni a Baby Doc Duvalier, pero de cualquier manera vale preguntarse: ¿Qué pasaría si los 50 haitianos consumieran súbitamente tanto como los 50 norteamericanos? ¿Qué pasaría si toda la inmensa población del Sur pudiera devorar al mundo con la impune voracidad del Norte? ¿Qué pasaría si se multiplicaran en esa loca medida los artículos suntuarios y los automóviles y las neveras y los televisores y las usinas nuclerares y las usinas eléctricas? ¿Qué pasaría con el clima, que está ya cerca del colapso por el recalentamiento de la atmósfera? ¿Qué pasaría con la tierra, con la poca tierra que la erosión nos está dejando? ¿Y con el agua, que ya la cuarta parte de la humanidad debe* contaminada por nitratos y pesticidas y residuos industriales de mercurio y plomo? ¿Qué pasaría? No pasaría. Tendríamos que mudarnos de planeta. Éste que tenemos, ya tan gastadito, no podría bancarlos.

El precario equilibrio del mundo, rueda al borde del abismo, depende de la perpetuación de la injusticia. Es necesaria la miseria de muchos para que sea posible el derroche de pocos. Para que pocos sigan consumiendo de más, muchos deben seguir consumiendo de menos. Y para evitar que nadie se pase de la raya, el sistema multiplica las armas de guerra. Incapaz de combatir contra la pobreza, combate contra los pobres, mientras la cultura dominan, cultura militarizada, bendice la violencia del poder.

El american way of life, fundado en el privilegio del despilfarro, sólo puede ser practicado por las minorías dominantes en los países dominados. Su implantación masiva implicaría el suicido colectivo de la humanidad.

Posible, no es. Pero ¿sería deseable?”

 

El texto que pertenece al ensayo de Eduardo Galenao ¿Podemos ser como ellos? aparece en el libro de 5to año (equivalente a 1° de bachillerato en España) de Lengua y Literatura que el gobierno distribuye de manera gratuita en los diferentes centros de enseñanza. En ellos se estudian distintos periodos de la literatura universal con obras como el Quijote o Cien años de soledad.

Cierra el libro el tema del ensayo latinoamericano, donde se trabajan los siguientes ensayos: ¿Podemos ser como ellos?, que acabamos de ver, Nuestra América de José Martí, Carta de Bolívar al Congreso de Colombia y Discurso de Bolívar ante el Congreso de Colombia de Simón Bolívar. Los textos se acompaña de algunas preguntas para que el alumno trabaje el documento y una reflexión de página y media sobre el autor y el texto. Esta me ha llamado la atención. Tanto Galenao como Martí y por supuesto Bolívar han sido grandes referentes del chavismo y han estado muy presentes en su ideología. El respeto a la tierra, a la población indígena y a la cultura latinoamericana junto con la necesidad de la emancipación y unión de sus pueblos fueron asuntos muy referidos por Chávez. Por eso quería dejaros las siguientes reflexiones que aparecen sobre los textos de Galeano y Martí ¿Simple pedagogía y síntesis de los textos o adoctrinamiento político?

“[…]En Las venas abiertas de América latina el pasado aparece siempre convocado por el presente como memoria vidva del tiempo nuestro. Dos ejemplos sintetizan esta realidad: en primer lugar, se refiere a las antiguas culturas indias que, viniendo del pasado, suenan como de ahora. Son capaces de perpetuar la identidad del hombre con la naturaleza. Esas culturas, que la cultura dominante considera incultas, se niegan a violar la tierra, no la convierten en un objeto de uso y abuso. La tierra no es una mercancía, ni una cosa, es un espacio sagrado. Así mismo, el modo comunitario de producción y de vida de nuestra cultura primigenia anuncia otra América posible. La comunidad es la más antigua organización social de América. La vida compartida en esta organización tiene como valor fundamental la solidaridad. La propiedad privada fue un producto importado que los conquistadores impusieron en América a partir de 1492[…]”

“[..]El ensayo “Nuestra América” se ha convertido en un documento de vital importancia para interpretar el pensamiento latinoamericano. Nos permite indagar en lo que somos y en nuestra proyección hacia el futuro como naciones libres y soberanas. Su cuerpo ideológico concibe a los pueblos americanos unidos ante las amenazas de los imperios. Las repúblicas latinoamericanas deben formar un bloque sólido que garantice la igualdad en las relaciones políticas, económicas y de cualquier otra índole con los poderosos, que tradicionalmente han sacado ventaja de su superioridad económica y tecnológica. Otra enseñanza que nos ofrece Martí, radica en hacernos comprender que el exterminio de nuestras culturas indígenas por parte de los conquistadores, se debe a que estos invasores despojaron a nuestros grupos humanos primigenios de sus creencias, de sus hábitos de vida, sus lenguas autóctonas y sus tradiciones. Esta realidad cruel e injusta nos dejó desamparados ante tal despojo. Martí es ejemplo para los jóvenes de América.”

* También es llamativo las numerosas erratas encontradas.

 

 

2015-12-09 16.03.36 2015-12-09 16.48.21

2015-12-09 16.03.54

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 10, 2015 en Uncategorized